El príncipe del espejo negro

Ir abajo

El príncipe del espejo negro

Mensaje  Kael Syaron el Vie Oct 09, 2009 6:21 pm

Había una vez, en un reino tan antiguo y tan lejano que se ha perdido en la memoria, un joven príncipe de cabellos de noche, ojos de menta y agua de mar, y piel de bronce.
Creció teniendo miedo de los cuentos de hadas, pues siempre usaban la figura del mago malvado o la bruja malvada para asustarle…
O eso dice la historia.


El príncipe del reino paseaba por los pasillos. Iba caminando en silencio, con las manos en los bolsillos y los ojos cerrados; despacio, muy despacio. Contaba sus pasos. Uno, dos, tres…
Ese día se había vestido con una chaqueta blanca con encaje en las solapas, una camisa color borgoña y pantalones blancos. Se había peinado con cuidado, con esmero, al igual que hacía todas las mañanas, para que el cabello se quedara en el sitio perfecto, reflejando la luz con un toque azulado. El pañuelo de encaje obligatorio era blanco, y no se había colocado ningún broche para dar una apariencia más despreocupada. Cuatro, cinco, seis… Siete.
Se detuvo, abriendo los ojos y se miró al espejo que estaba colocado en la pared. Se observó atentamente. Se arregló un mechón de pelo que parecía haberse movido un par de milímetros del sitio, admiró sus pestañas oscuras, rizadas y abundantes; sus labios perfectos y su piel perfecta. Se embebió de la imagen que veía reflejada en los ojos de su yo del espejo. Sonrió de manera narcisista.
Sí, estaba perfectamente presentable. Se sintió orgulloso. Era el príncipe perfecto para el perfecto cuento de hadas. Tenía ganas de devorar a la bruja que debía hechizarlo. Empezaría por morderle la boca, llenándose del sabor de sus labios, acariciándola de manera casi desinteresada, le quitaría el sombrero y la metería en su cama. No se planteó que la bruja pudiera no resultarle atractiva, o siquiera que en vez de bruja fuera brujo. Su posición de único príncipe heredero le garantizaba algo en el mundo de la magia. Deseaba que llegara el día, para encerrar a la bruja entre sábanas. Ya se encargaría él de hacer el hechizo.

La historia también dice que el joven príncipe creció sin madre, viviendo aislado de casi todo el mundo en el palacio de su padre.
Que le gustaban los conejos y los corderitos, y que odiaba, como muchos niños pequeños, leer.
Mucha gente decía que el príncipe no parecía de la realeza, sino que tenía más parecido con un ser fantástico, quizá un rey duende, o un rey elfo.
Pero el príncipe no tenía orejas puntiagudas, ni podía hacerse invisible.
Tampoco le gustaba la música, porque él prefería jugar con los conejitos que vivían en el jardín de palacio.


El príncipe tensó la cuerda. Deseó que la bruja entrara en ese momento, mientras él tenía esa figura, esa posición -¿acaso no siempre tenía la figura perfecta? ¿acaso su manera de moverse no era perfecta?- tan apuesta. Posó el arco sobre las cuerdas ya afinadas, y comenzó a tocar el violín. Ya era verano, así que la chimenea estaba apagada, pero la mesa enfrente de ella, tal y como sucedía en invierno, estaba a rebosar de libros. Libros de geografía, de historia, de contabilidad, crónicas, de poesía, de amor –sin duda, libros todos ellos de su muy preciada madre muerta, puesto que el gran señor Rey no sabía leer-, de medicina, de épica, de leyendas, de hierbas, de álgebra, de filosofía, de idiomas extranjeros e idiomas muertos, de historias comunes en otros países, de magia, de cuentos de hadas. Un criado llamó al príncipe, que dejó el instrumento en su estuche, y cerró el último libro que había leído. Se dirigió al salón donde comía, solo, ya que su señor padre comía con los ministros del reino, y él aún no había vencido el hechizo que tenía reservado para él la historia. Se sentó a la mesa y sonrió otra vez, confiado, seguro de su belleza. Un sirviente puso frente a él un plato tapado.
-¿Qué es? –preguntó el príncipe.
-Vuestro plato favorito, señor. –contestó el criado.
El príncipe sonrió. El criado alzó la tapa y el príncipe se dedicó a comer, con perfecta elegancia, el conejo fileteado guarnecido con verduras y frutas del bosque y la huerta que rodeaban el castillo.

La leyenda narra que, una vez, al príncipe se le ocurrió cortar unas cuantas flores del jardín para decorar la tumba de su madre.
Se pinchó con una espina, y se dice que contrajo unas fiebres tan grandes que tuvo que ser atendido por su hada madrina.


Se miró lentamente las gotas de sangre caer desde la yema de su dedo hacia la muñeca. No tenía que haber cortado esas rosas. Pero qué le iba a hacer. No estaba para remilgos. Había encargado al jardinero una corona de flores para su madre muerta, y después le apeteció recoger un par de rosas para decorar un jarrón de la biblioteca. Y se había pinchado en el dedo.
-Tan perfecta como yo mismo…
Miraba el reflejo de su cara en la gota de sangre. Sonrió. Se le ocurrió el plan perfecto.
Se puso en pie, llevándose las dos rosas, y colocándolas en el sitio que había pensado para ellas, luego se marchó a su alcoba. Se tumbó en la cama, y mandó llamar al médico. Cuando este entró en la habitación, el príncipe le dijo sólo unas pocas palabras.
-Hacer creer a todos que estoy moribundo.
El doctor asintió, el príncipe se reía en silencio. “Veamos, bruja mía, cuánto tardas en aparecer para hechizarme si sabes que me estoy muriendo”.
Se lamió los labios. Estaba impaciente.

_________________


into the night, a lone wolf's howling...
[inserte frase ingeniosa aquí] [inserte firma ingeniosa aquí]
[inserte insertar aquí]
avatar
Kael Syaron
infantil
infantil

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 07/10/2009
Edad : 26
Localización : Donde me lleven los pies...

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  BaByTeDdY el Dom Oct 11, 2009 9:31 pm

Estuvo bien.... raro pro bien... xD aunke creo ke no ta terminado... me ekivoco?
espero ke pongas mas de tus historias
Razz Razz Embarassed Embarassed Razz Razz tongue

_________________

Nuestra magia no es omnipotente... es esa pizca de coraje que tenemos en nuestro interior...
avatar
BaByTeDdY
moderador general
moderador general

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 06/10/2009
Edad : 26
Localización : Mundus Magicus... o en mis sueños, como querais.... xD

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  Kael Syaron el Miér Oct 14, 2009 5:05 pm

No, no estas equivocado.
lo que pasa es que primero lo escribo en el word, para "corregir2 las faltas de ortografia, y por ahora, aún estoy en ello.
Supongo (casi podría asegurar que la semana que viene, como muy tarde el viernes) que pronto pondre la segunda parte ^^

_________________


into the night, a lone wolf's howling...
[inserte frase ingeniosa aquí] [inserte firma ingeniosa aquí]
[inserte insertar aquí]
avatar
Kael Syaron
infantil
infantil

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 07/10/2009
Edad : 26
Localización : Donde me lleven los pies...

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  Adm el Miér Oct 14, 2009 8:56 pm

estamos en ascuas hasta entonces tendremos que conformarnos con los comics de negima subidos por baby.

_________________

Mi alma esta a la merce de la muerte desde que tu no estas hay.
avatar
Adm
Admin

Mensajes : 68
Fecha de inscripción : 06/10/2009
Edad : 26
Localización : donde me guia el corazon

http://hellinheaven.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  BaByTeDdY el Jue Oct 15, 2009 11:11 pm

Kael por favor pon ya la siguiente parte o por lo menos pon otra tambien a medias y vamos haciendo sabor de boca!!! pro no nos dejes una a medias... deja dos xDD!! (era broma si haces eso ADM te banea y yo te mato!! ^-^ *-*) jijijijijiji!!
Date prisa!!! estoy impaciente... y sí, ADM conformate con mi Negima! que es muxisimo mejor XD tiene menos letra y mas dibujoo!!! XDDD

_________________

Nuestra magia no es omnipotente... es esa pizca de coraje que tenemos en nuestro interior...
avatar
BaByTeDdY
moderador general
moderador general

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 06/10/2009
Edad : 26
Localización : Mundus Magicus... o en mis sueños, como querais.... xD

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  neniika el Mar Oct 20, 2009 5:58 pm

Estubo bien Carla!!
Hacia mucho que no leia nada tuyo. Ya era hora de que se volviera a las antiguas costunbres no? Bueno haber si pones ya la continuacion que el tio este me tiene loca xD Ya escribiré yo algo no? supongo pero no tengo tiempo xDxD
avatar
neniika
juvenil
juvenil

Mensajes : 38
Fecha de inscripción : 06/10/2009
Edad : 26
Localización : mi casa

http://el tuenti fotolog... ya sabeis

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  Kael Syaron el Vie Oct 30, 2009 11:30 pm


Aquellos que saben la historia narraban que, el hada madrina, una mujer amable, parecida a aquella que durmió a la Bella Durmiente (quizá fuera la misma), se acercó hasta el castillo, llena de preocupación por su protegido. Pasaron días y semanas... y el príncipe no sanaba... Hasta que el hada madrina apareció en el castillo, dispuesta a hacer el bien allá por donde pasaba.


Una carroza de madera negra, se detuvo ante las puertas marmóleas del Castillo. Un paje se apresuró a abrir la portezuela del carruaje, pero antes de que alcanzara la manija de la puerta, un pie enfundado en una bota de cuero la abrió violentamente de una patada, dando al pobre sirviente en la cara y lanzándolo al suelo.
-Idiota. La próxima vez date más prisa, o apartate de mi camino.
Una figura alta descendió, embozada en una capa negra y con una capucha del mismo color, larga hasta tapar los labios. Los guardias de Palacio se apresuraron a dejarle entrar, no querían acabar como el paje, escupiendo sangre y con un diente menos. además, conocían a la persona de negro.
-¿Y el inepto del padre? Quiero saber que le pasa a ese descerebrado hijo suyo. ¿No sabe llamar a un simple sanador?
Fue llevada a hablar con el rey, y después de una breve charla, ya puesta en antecedentes de la enfermedad que sufría el heredero del trono, accedió a ir a la cámara del príncipe a medicarlo, aunque tuvo un par de exigencias.
-Como no se me pague bien por este servicio, os maldigo a todos. No quiero menos de cien monedas de oro.
Y el Rey, preocupado por la salud de su único hijo y heredero, accedió. La figura sonreía ante la puerta de la habitación del príncipe.

Se dice que cuando el hada vio a su ahijado muriendo ante sus ojos, se conmovió de tal manera que decidió realizar cualquier hechizo para salvarlo, incluso el más peligroso para ella misma que se le ocurriera, pues la magia siempre tenía un precio... Realizó un antiguo hechizo, muy poderoso, un hechizo que sanaría al príncipe, aunque tuviera que hacerlo aun a costa de su propia vida...


La habitación estaba tenuemente iluminada, aunque la visión desarrollada de la embozada le permitía ver sin dificultad la cama donde el príncipe reposaba moribundo... que estaba vacia, con las sábanas retiradas y rodeada de velas aromáticas.
Unas manos fuertes y rápidas le alcanzaron por detrás y le arrancaron la capucha y la capa, dejando a la vista su cabello negro como las plumas de los cuervos, sus ojos azules, su piel blanca; el corpiño del vestido, de cuero teñido de azul, la falda corta que mezclaba el negro y el cobalto; las largas piernas y las botas que abrían puertas con pajes detrás de ellas. El príncipe sonreía cuando vió al hada. Ciertamente era guapa. Y tenía buen cuerpo. Y estaba donde la quería en su habitación, cerca de la cama preparada para la ocasión...
-Me alegro de que hayais venido, Hada. Me encuentro muy enfermo, quizás vos podáis sanarme.
Ella lo miró fijamente. Luego, curvó sus labios llenos y suaves en una especie de mueca, a medias entre sonrisa y gesto irónico. El príncipe se inclinó, para dejar su cara a la altura de su boca, acercándose peligrosamente a darle un beso. se lamió los labios. sabía que estaba perfecto con la camisa azul verdoso de cuello abierto ribeteado de encaje, al igual que las mangas, y el pantalón negro ceñido, descalzo, con el pelo en un estudiado descuido, como si acabara de levantarse. Con los ojos entornados y los labios entreabiertos, ella parecía una estatua ante él, esperando el movimiento.
Se terminó de aproximar. El espacio era mínimo, y ella alzó la cabeza, parpadeando lentamente, dispuesta a hacer su movimiento también. Una de las reglas no escritas que ella misma se había autoimpuesto era jamás ser besada sin que ella lo pidiera primero, porque el precio, perder su libertad, era demasiado caro.

Cuando el príncipe despertó y vió al hada madrina a su lado, creyó ver un ángel. Así, para ayudar a ese ser precioso que se esforzaba en devolerle la salud, el príncipe se esforzó en luchar por su vida, por salir de la enfermedad. Quería que el hada lo abrazara como si fuera su madre, que le consolara y le pasara la mano por la frente, que alejara los temores y le dijera que estaba curado...


El príncipe se sentó en el borde de la cama, con el hada enfrente. Se llevó la mano a la cara, sin creer todavía lo que había sucedido. El hada, que ahora le parecía una bruja de mal carácter, una asquerosa inadaptada a la vida social, una persona intratable, le sonreía, a dos metros de él, de pie, orgullosa, con las manos en las caderas. Los ojos, perfilados de negro, tan rasgados como los de un gato, lo miraban divertidos.
-¡Me habéis golpeado...! -La incredulidad era patente en la voz del príncipe.
Ella se rió, con una risa cantarina, la clase de risa que los poetas simbolizaban con el cántico de un manantial alegre.
-Os lo merecíais. Mentísteis sobre vuestra salud, mentísteis en el por qué requerir mi presencia.
El príncipe se levantó, se acercó a ella. Todavía no se creía la marca roja que cruzaba su piel levemente bronceada. Y menos, que tuviera la marca de esa mujerzuela arrogante, tan bella como las hadas de los libros de su biblioteca, pero tan maleducada como cualquier tabernera. Estaba atónito.
-Pero...
-Cuando entendáis lo que habéis hecho, podréis saber cuál es vuestro encantamiento.
El príncipe la miró, desconcertado. Eran unas palabras que esperaba desde hacía mucho, saber el hechizo al que tendría que enfrentarse. Pero nunca imaginó que la noticia estaría relacionada con el primer rechazo que sufría por parte de una mujer en su vida.
Se sintió solo, aturdido, sin palabras...
Y ella pareció mirarlo con mejores ojos entonces, cuando parecía un joven desvalido de menos de veinte años, cuando aparentaba su verdadera edad, lejos de la marca oscura del cristal de la vanidad.
-¿Qué he de hacer para superar el reto? Dadme una pista, y dentro de un mes, lo conseguiré.
El hada lo miró, vio ese resto de narcisimo ligado desde el nacimiento al corazón del príncipe, pero no le importó. Un poco de vanidad no está mal, pensó. Lo importante es que podía aprender a no aparentar su perfección a cada momento.
-Para empezar, niñato... No intentes besarme a cada ocasión. Cuando consigas que te bese voluntariamente, entonces, y sólo entonces sabrás porqué voy a hacer lo que voy a hacer, y el porqué del encantamiento que voy a relaizar sobre tu persona.
El príncipe, aún confundido, se afianzó sobre sus dos piernas. La vio sonreír, echar el brazo hacia detrás y pegarle otro bofetón. Y la vio marcharse de la habitación sonriendo.
-Huele a menta, y a rosas, y a sal... No te preocupes, bruja. Dentro de un mes, ni tendré que pedirte que me beses. Vendrás a mi cama personalmente.
El príncipe todavía no se había mirado al espejo para saber qué efecto había tenido el hechizo sobre él.
En el pasillo, entre risas, el hada le gritó.
-¡Alegráos, príncipe! ¡Os he devuelto a la vida, a base de golpes, pero os he devuelto vuestra salud!
Se reía, pensó él, que se frotó la mejilla distraídamente, pensando en lo cerca que había estado de besarla y de tumbarla de espaldas a la luz de las velas...
-Ya verás, brujita, ya verás... quien ríe el último, ríe mejor. Y doy mi palabra que ese seré yo.



Continuará...



Spoiler:
Una imagen que, aunque no sea exactamente el Hada, me parece que resume su actitud hacia el ppríncipe xD


Última edición por Kael Syaron el Dom Nov 01, 2009 12:32 pm, editado 2 veces

_________________


into the night, a lone wolf's howling...
[inserte frase ingeniosa aquí] [inserte firma ingeniosa aquí]
[inserte insertar aquí]
avatar
Kael Syaron
infantil
infantil

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 07/10/2009
Edad : 26
Localización : Donde me lleven los pies...

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  BaByTeDdY el Vie Oct 30, 2009 11:41 pm

oooooooooooooO!!!!! O.O ya a terminado o nos vas a hacer sufrir otro rato? xD jejejje estubo muy bien me rei muxo xD jejjejjee!! espero ke pongas mas historias ^-^ Razz Razz

_________________

Nuestra magia no es omnipotente... es esa pizca de coraje que tenemos en nuestro interior...
avatar
BaByTeDdY
moderador general
moderador general

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 06/10/2009
Edad : 26
Localización : Mundus Magicus... o en mis sueños, como querais.... xD

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  Kael Syaron el Sáb Oct 31, 2009 12:12 am

^^ asias por el coment!!!
pero voy a hacer una cosa que no habras visto, mea culpa por no resaltarlo. Voy a hacer una guia paso a paso xD (me hace ilu ^^')
1- leamos el primer trozo de la historia, esto es, la primera parte.
2-leamos los comentarios y las contestaciones (opcional, si se quiere pasar directamente al punto 3, no matamos a nadie ^^' [o puede que si?? ^^' ]
3- leamos la segunda parte de la historia.
4- confirmamos que hemos leido la 2ª parte de la historia.
5-fijémonos en el final de la 2ª parte. Pero bien fijado.
6- vayamos a la esquina inferior izquierda del post, lo que quiere decir, despues de la ultima frase.
7- confirmemos que solo aparece una palabra. :Continuara.... [por eso digo que mea culpa no ponerla en negrita o algo, para destacarla... asi que voy a editar el post y voy a ponerla en negrita... pero asias por el interees!!! me alegro de que te hayas reido! x cierto... con que parte te has reido??? xD]

_________________


into the night, a lone wolf's howling...
[inserte frase ingeniosa aquí] [inserte firma ingeniosa aquí]
[inserte insertar aquí]
avatar
Kael Syaron
infantil
infantil

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 07/10/2009
Edad : 26
Localización : Donde me lleven los pies...

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  Kael Syaron el Vie Oct 21, 2011 9:29 pm

Y así, el príncipe de aquel lejano país ya perdido en el Olvido, consiguió sobreponerse a la enfermedad;
combatir al hechizo que, por su noble condición, le correspondía afrontar, y llegó a gobernar como Rey, siendo querido
por todos sus súbditos.
La leyenda también dice que su reina apareció un día, a las puertas de palacio,
sin la vestimenta de hada que siempre había llevado... Pero eso ya es otra historia...


Encerrado en la biblioteca de palacio, el príncipe pensaba. Ya había abandonado las ideas de recurrir a la magia para combatir el desastroso hechizo. Y la de estudiar remedios secretos con plantas y venenos que, en pequeñas cantidades, pudieran ser sanadores. Había desechado las pócimas miraculosas, los remedios que las gitanas vendían entre las sombras. Había dejado de lado las soluciones que druidas y brujos blancos le ofrecían, puesto que no habían conseguido nada. Y los estudios de los muchos médicos y sanadores del reino tampoco conseguían nada.
Había pasado la etapa de sentirse desolado, la de abandonarse a la rabia; la de sentirse morir y querer seguir vivo como condena para su padre y el resto de los ciudadanos. Y ahora... ahora estaba avergonzado. De no haberse sentado a pensar antes de probar tantos posibles remedios ineficaces.
-Si es hechizo de hada, sólo puede quitarlo un hada... Es lógico.
-Así es. Por fin vas avanzando, niñato. Casi pareces una persona en este instante.
Él miró a su alrededor, sobresaltado por no haber notado que había alguien más en la sala con él. Y vio una ligera niebla grisácea arremolinándose sobre una butaca cercana; la silueta a medio perfilar de su hada, y por último, a ella. Que sonreía como si le divirtiera verle sufriendo por librarse del hechizo.
-¿Os siguen doliendo los golpes? Oh, claro... Eso no os importa ya, tenéis otras cosas de las que preocuparos.
Él la miró con enfado, pasándose la mano por la mejilla que ella golpeó hacia semanas.
-Quizá, si no me hubiera convertido en un engendro de piel muerta y rostro deforme, tus golpes podrían molestarme, bruja.
-Quizá, si no te fijaras sólo en ti, podrían dolerte las mejillas. Y quizá, aprenderías a romper el hechizo... señoritingo.


Continuará...

_________________


into the night, a lone wolf's howling...
[inserte frase ingeniosa aquí] [inserte firma ingeniosa aquí]
[inserte insertar aquí]
avatar
Kael Syaron
infantil
infantil

Mensajes : 63
Fecha de inscripción : 07/10/2009
Edad : 26
Localización : Donde me lleven los pies...

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  BaByTeDdY el Vie Oct 21, 2011 11:17 pm

O.O No puedes hacer uno tan cortoooooooooo!! xD xD Que me has dejado con la miel en los labios de nuevoooooo!!
Deberias pensarte en hacer una serie.... servirías, eres malvada y te paras en lo interesante, cumples todos los requisitos... Razz Razz
Es bromaaa!! Corto pero intensooo...Mi gussssta! ^-^

_________________

Nuestra magia no es omnipotente... es esa pizca de coraje que tenemos en nuestro interior...
avatar
BaByTeDdY
moderador general
moderador general

Mensajes : 87
Fecha de inscripción : 06/10/2009
Edad : 26
Localización : Mundus Magicus... o en mis sueños, como querais.... xD

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  Last Resort el Dom Oct 23, 2011 8:03 pm

esta muy guay la historia, cuando lei la segunda parte me imagine que el hechizo iva con su perfecto rostro...
jajajaja esta genial haver para cuando la suguiente que nos tienes ya en ascuas Smile

avatar
Last Resort
alevin
alevin

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 07/10/2009
Edad : 97
Localización : La Tierra

Volver arriba Ir abajo

Re: El príncipe del espejo negro

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.